skip to Main Content

Todos amamos a los ordenadores portátiles, sabemos que ha sido el avance que más frutos ha dado y su uso se ha extendido en todos los ámbitos, haciendo más práctico y sencillo realizar grandes trabajos o simples tareas diarias.

Puede parecer la “réplica” portátil de una PC de escritorio que quizá tengas en tu hogar pero muchos son los componentes que varían en comparación con una PC de escritorio, sobre todo en tamaño. Y es que una laptop u ordenador portátil puede considerarse una máquina reducida que alberga una cantidad de componentes reducidos que se encuentran muy juntos entre sí, lo que ocasiona uno de los problemas más normales: el calentamiento.

Es uno de los temas que más preocupa a los usuarios debido a que por no conocer su causa temen que dañe el ordenador o alguno de sus componentes más esenciales.

¿POR QUÉ SE CALIENTA?

El calentamiento de un portátil está fuertemente relacionado con el tamaño del mismo, mientras más pequeño sea el equipo los componentes estarán ubicados más cerca unos de los otros, disminuyendo el espacio entre ellos y dificultando la salida de calor o el paso del aire para evitar el calentamiento de la máquina.

Al no existir un espacio considerable, partes como los sistemas de enfriamiento y ventilación tendrán menor espacio, cumpliendo forzosamente su objetivo principal: enfriar. Disipar el calor proveniente del CPU, la RAM o la tarjeta de video puede volverse una tarea que quizá el sistema de enfriamiento no pueda realizar exitosamente.

 

Primeramente debemos saber que un ordenador portátil consume alrededor de 40 vatios distribuidos en todos los elementos que la componen. Y es que, es normal que el equipo en algún momento despida calores elevados debido a que estos pueden alcanzar unos 40-42º C.

La mayoría de los equipos al alcanzar temperaturas mayores a los 70 ºC se apagan inmediatamente para evitar el daño de alguno de los componentes, es decir, si el uso de tu ordenador llega a realmente quemarte lo más recomendable es que lleves el equipo a alguna tienda de soporte técnico o recurras a la reparación del ordenador a domicilio, modalidad que aquí en SOLINFOR podemos hacer realidad.

Viendo que es un problema común y corriente que no podemos evitar en nuestros ordenadores portátiles, debes saber que sí puedes ayudar a tu equipo a evitar que el mismo se caliente demasiado.

¿QUÉ PUEDES HACER?

Una de las razones por las que nos encantan los ordenadores portátiles es el hecho de que podemos utilizarlos en cualquier parte, colocarse el ordenador encima de las piernas es uno de los hábitos más comunes pero debes saber que al hacerlo nuestra temperatura corporal y el bloqueo de las rejillas de ventilación hacen que el equipo se recaliente más rápido.

Otras de las costumbres es que aunque no estemos usando el equipo, lo dejamos encendido, una de las razones por las que puede calentarse. Apaga el equipo cuando no lo uses o cuando te vayas a dormir en las noches, este hábito le dará un “respiro” a la máquina.

El mantenimiento del sistema de enfriamiento es importante, por lo que te recomendamos realizar una limpieza de los ventiladores debido a que el polvo, pelos y demás irán obstruyendo y reduciendo la capacidad de enfriamiento.

Así mismo, existen equipos externos que pueden ayudarte como la compra de un Cooler, estos ayudarán en la labor del ventilador.

Para más información de reparaciones de ordenadores a domicilio en España, clic aquí.

 

 

Back To Top