skip to Main Content

El mundo de la informática está expuesto a muchos tipos de amenazas, sobre todo en estos tiempos donde la incipiente expansión del mundo virtual con las redes sociales ha abierto más caminos en los que el usuario podría conseguir infectar su ordenador con algún tipo de malware.

Las consecuencias ocasionadas por la infección de un malware son varias, entre ellas no solo entra la irrupción del normal funcionamiento de los componentes del equipo sino que también se corre el riesgo de exponer toda nuestra información personal y que la misma sea utilizada para actividades ilícitas.

¿Todos los malware se ejecutan de la misma forma?

Aunque no se ejecuten de la misma forma, podemos decirte que todos tienen en común el mismo objetivo principal y por el cual fueron creados: comprometer la seguridad de tu equipo.

Es importante destacar que un virus y un malware no son lo mismo, este tipo de confusión es común en los usuarios de internet donde tienden a denominar “virus” como todo aquel programa dañino que pueda comprometer la seguridad de un equipo.

Malware es la abreviatura de las palabras en inglés malicious software, que se traducen a software malicioso. A partir de aquí, podemos definir al malware como todo aquel programa desarrollado para irrumpir la seguridad del equipo y robar o dañar información almacenada, este abarca todos los tipos de software existentes y entre ellos se encuentran:

VIRUS INFORMÁTICO

Como ya sabemos, un virus es un tipo específico de malware, el cual ingresará al ordenador en forma de copiado y se propagará por todos los archivos una vez que el usuario lo ejecute. Un virus informático puede llegar a contaminar una memoria USB y así pasar a contaminar otras computadoras.

WORM

Worm es una palabra en inglés que se traduce a “gusano”. Un gusano informático es otro tipo de malware existente, este no necesita del usuario para comenzar a ejecutarse debido a que puede propagarse solo por medio de redes informáticas ingresando a ellas a través de internet.

Un intermediario muy utilizado para propagarse es el correo electrónico debido a que es un camino que presenta poca seguridad.

TROYANO

Su forma de ingresar al ordenador es una analogía a la historia del caballo de Troya. Este tipo de malware se disfraza de algún software legítimo, el cual debe ser descargado e instalado en el ordenador para que comience a infectar.

Debido a esto, es un tipo de malware que se puede evitar si sólo se descargan archivos de páginas cien por ciento confiables.

SPYWARE

No es más que un software espía, como su nombre lo indica. Busca hacer un seguimiento de las actividades que realizamos en nuestro equipo sin que notemos su existencia, recolectando así todo tipo de información valiosa que puede ser utilizada para actividades ilícitas.

ADWARE

Este malware trabaja en conjunto con un spyware, la diferencia es que este se visualiza en un conjunto de ventanas emergentes cuando estamos ejecutando algún programa o cuando no estamos utilizando el equipo; ocurre porque el malware ingresa al sistema operativo de nuestra PC.

Back To Top