skip to Main Content

El TPV o Terminal Punto de Venta es el dispositivo que se emplea para gestionar los pagos y el cobro de productos en cualquier establecimiento o local comercial de cara al público. Este TPV es hoy en día el encargado de gestionar todos los procesos de venta, calcular los diferentes importes, llevar la contabilidad de la caja, etc.

Las nuevas tecnologías, en especial los smartphones y tabletas, han propiciado la llegada del TPV móvil, sustituyendo al TPV convencional. Una de las ventajas más importantes de este TPV móvil es que se puede utilizar perfectamente fuera del comercio o del establecimiento, lo que hasta ahora no se podía llevar a cabo.

Lo cierto es que muchos empresarios son reticentes a instalar un TPV en su negocio por el hecho de creer que les hará perder una parte de sus ganancias. Especialmente en lo que se refiere a las comisiones que deben afrontar los pequeños comerciantes a la hora de instalar un TPV. Sin embargo, aceptar el pago con tarjeta suele tener más ventajas que inconvenientes.

Ventajas de disponer de un TPV en el negocio

En primer lugar, los pagos efectuados con tarjetas quedan siempre registrados para tener constancia de los mismos. Además, se puede ofrecer al cliente la posibilidad de financiar las compras para lograr una mayor cartera. Asimismo, la mayoría de clientes ven hoy en día mucho más cómodo el pago con tarjeta que en dinero en efectivo.

Asimismo, disponer de un servicio de pago con tarjeta implica obtener mayor seguridad en tu negocio. Si se reduce el efectivo que se tiene en caja, mucho mejor para el trabajador. Por último, la rapidez con la que hoy se efctúan las transacciones con tarjeta es otro elemento más a añadir a este conjunto de ventajas.

¿Y las ventajas del TPV móvil?

En el caso de no querer disponer de un TPV en el negocio, tenemos la alternativa más reciente del TPV móvil. Una posibilidad que además pueden mejorar las condiciones que ofrecen los bancos y que resulta perfecta para el pequeño comercio.

El TPV móvil es un pequeño lector de tarjetas de crédito o datáfono que se conecta al smartphone mediante Bluetooth y que, a través de una aplicación del móvil, puede recibir pagos con tarjeta en cualquier lugar. Un dispositivo de gran movilidad y que resulta perfecto para taxistas, comerciantes que ofrecen productos a domicilio, eventos en grandes ferias, stands, etc.

Con el TPV móvil no suele existir ningún tipo de comisión por apertura ni mantenimiento. La única comisión que se establece es por transacción, aunque esta es variable según el volumen de ventas que se obtenga. Es decir, el único desembolso importante que habría que realizar sería por tanto la compra del propio TPV móvil.

Como se puede comprobar, el TPV móvil es hoy en día una herramienta fundamental para ciertos sectores de negocio. Un dispositivo con el que ofrecer un servicio muy interesante a los clientes. Estos, al poder realizar su pago con tarjeta en cualquier lugar, es probable que te visiten con frecuencia dada las facilidades que les dispensas.

Back To Top